Garras felinas
 
3 Cats
Bolas de pelo
Ronroneos
Bigotes
Garras felinas
Edad Humana en Gatos
Regalos Felinos
Baco
Venom
Natasha

Garras felinas
 
imagen
Los gatos disponen de un arma de gran eficacia, que son sus agudas garras, de uñas poderosas y curvadas hacia abajo. Cada dedo, posee una uña retráctil, es decir que puede esconderse, y salir según lo requiera su dueño. La uña está contenida en una vaina especial, que evita su desgaste al caminar, y además, complementado por sus almohadillas plantares, garantiza el silencio absoluto del paso, característica de gran importancia en los depredadores. Las garras sólo son desenvainadas en el momento de agredir a la presa, o en caso de necesidad.
En reposo, dos pares de haces elásticos, mantienen extendida hacia arriba la última falange del dedo, donde están implantadas las uñas. Cuando se produce algún estímulo que provoca el estado de excitación del gato, éste contrae un músculo flexor, cuyos tendones discurren a lo largo de la parte inferior del pié, y se encuentran fijos a la porción inferior de la última falange. Por efecto de la contracción muscular, ésta se desliza hacia atrás, y de esta forma se desenvaina la garra.

Con esta maravillosa arma, el gato además de agredir a su presa, la utiliza como mecanismo de defensa, sobre todo los que deambulan por fuera de su casa, o viven en campos. Además, las garras les sirven como anclas para subirse por el tronco de árboles, con toda rapidez, siendo en muchas circunstancias factor determinante en la protección de su vida, al proporcionarle un rápido y eficaz medio de escape, o de sujeción evitándole caídas y accidentes.
Normalmente, el gato araña. y aunque se piensa que es para afilar sus uñas además de hacer esta labor de afilado, en realidad es una de las formas mediante las cuales el gato utiliza las profusiones punzantes de sus garras para marcar su territorio ya que entre sus dedos posee glándulas de exudación, y al arañar impregna con su olor el objeto arañado, lugar éste que considerará como propiedad suya, y actuará sobre ella como tal.

Algunos propietarios de gatos, consideran este instinto como incómodo para sus muebles, y llegan al extremo de recurrir al desuñado o desungulado de su gato. Los expertos en comportamiento felino, consideran esta operación como una mutilación cruel para el animal. Realmente, un gato que ha sido sometido a este proceso, además de quedar realmente en peligro al eliminar su defensa principal, y no poder trepar, puede sufrir serios trastornos emocionales, al haber sido sometido a una mutilación. Con el desuñado, no sólo se le retiran las uñas, sino además todo a parte del hueso del dedo. Afortunadamente, hoy en día esta práctica ya comienza a ser prohibida en algunospaíses, y en otros, veterinarios realmente concientes, no aceptan realizar este tipo de operación.

Las uñas de los gatos sanos y activos, se desgastan normalmente con el ejercicio y su vida cotidiana. Para los gatos que no salen de casa, se puede recortar un poco las puntas de las uñas, con los cortauñas especiales para este fin, lo cual debe ser hecho por el veterinario, ya que aunque las puntas están formadas por tejido muerto, la parte rosada que se ve, contiene el nervio.

Un gato debidamente educado, y cuidado, que disponga de sus tablas o troncos para arañar, no arañará las cosas de su dueño, pues con una educación persistente, se le enseña a no usar otros objetos para afilar sus uñas.